Consejos para una alimentación sana en verano

Es importante vigilar nuestra alimentación durante todo el año, pero en verano el calor afecta a nuestro metabolismo y debemos tener unos cuidados concretos, sobre todo, una mayor hidratación.

También hay que evitar en la medida de lo posible los excesos que hay durante el verano.

Si no quieres estar en baja forma a la vuelta del verano deberías seguir los siguientes consejos.

Importancia del desayuno

En verano podemos tener más tiempo para dedicarle al desayuno por lo que deberíamos aprovechar este tiempo para mejorarlo. Incluye lácteos, cereales y derivados, fruta fresca, frutos secos… Puedes aprovechar esta época para acostumbrarte a realizar un desayuno completo.

Importancia del horario

Mantén un horario fijo en las comidas. Debemos mantener la regularidad de nuestro sistema digestivo.

Importancia del agua y los alimentos

En verano, con el calor, tenemos más posibilidades de deshidratarnos. Deberías beber más líquidos (agua, zumos de frutas naturales…), priorizar el consumo de alimentos frescos, en particular verduras y frutas, ya que son ricas en agua, vitaminas y minerales, y sirven para rehidratarse, y realizar comidas más ligeras.

Sugerencias de platos en verano:

  • Ensaladas: Platos fáciles de preparar y ricos en agua, vitaminas, minerales y fibra.

  • Frutas de temporada: son alimentos refrescantes y muy indicados en esta época estival.

  • Sopas frías y purés fríos como gazpachos o salmorejo.

 

En definitiva, una alimentación equilibrada y variada asegura el aporte diario de todas las vitaminas y minerales que necesitamos.

Buen provecho 😉

Deja un comentario